Los alumnos de 1º de ESO crean animales invertebrados con materiales reciclados, predominantemente plásticos. Todo ello para concienciarles de la contaminación especialmente en el medio marino debido a este tipo de residuos.